"Loading..."

Madison

La tecnología de pago móvil se adelanta al consumidor

La tecnología de pago móvil se adelanta al consumidor

Hace ya más de un año que Apple lanzaba su sistema de pago móvil, Apple Pay. Y, aunque el balance no ha sido demasiado optimista, el desembarco de sus principales competidores (Samsung pay y Android Pay), denota que la tecnología de pago mediante dispositivos móviles se dispone a iniciar una etapa de expansión. Además, LG confirmaba esta misma semana el lanzamiento de LG Pay. Los puntos a favor son evidentes, la comodidad y seguridad que ofrece este sistema parecen razones suficientes como para que los usuarios lo encumbren. El desconocimiento sobre sus posibilidades y características puede ser una de las explicaciones que se encuentren tras su escasa repercusión.

A pesar de no haber irrumpido con la fuerza esperada, los desarrolladores confían tanto en su potencial, que la apuesta es ambiciosa. Ahora que las tres principales marcas de tecnología móvil han lanzado sus dispositivos de pago, se prevé que la repercusión mediática alcance suficiente viralización como para que la tendencia se convierta en una evidencia. Y es que resulta indudable que los móviles han modificado muchos aspectos de nuestro día a día. Como principales impulsores de la comunicación en el nuevo siglo, han permitido una mayor comodidad y rapidez en muchas acciones, y el pago pretende ser otra de ellas.

El crecimiento en el uso de esta tecnología está siendo más discreto de lo esperado. El fracaso de Google Wallet, cuya denominación ha pasado a llamarse Android Pay, evidencia que los esfuerzos de la marca por imponerse en este sector están siendo en vano, principalmente porque todavía no hay sector en el que imponerse. Parece obvio que nos encontramos ante una tecnología que irá en beneficio de la experiencia de usuario, pero aún no se ha hallado la fórmula para que los consumidores sepan qué ventajas tiene este sistema de pago.

Son muchos los sectores que se podrían beneficiar de esta tendencia, la hostelería, el turismo y los transportes, son algunos de los que más están aprovechando sus posibilidades en la actualidad. A finales de 2014 ya existían 3 millones de establecimientos en el mundo que habían sido adaptados a esta tecnología, un 56% más que en el ejercicio anterior. Además, cada vez hay más empresas que quieren incorporar la tecnología de pago móvil o tarjetas contactless, como evidencia el desarrollo de Samsung Pay o Apple Pay.

Además, junto al mobile payment entra en juego otra tendencia en alza. Su expansión va a generar una gran cantidad de información, por lo que se prevé que las empresas contraten más perfiles profesionales relacionados con el Big Data. Esta información será útil para vendedores y compradores, pues los primeros podrán saber qué compran otras personas y comparar productos en diferentes puntos de venta, y los segundos infinidad de detalles relacionados con los hábitos de compra de los consumidores (perfil, frecuencia, gasto, etc).

Las herramientas que permiten realizar transacciones desde cualquier dispositivo móvil, ya sean smartphones o, más recientemente, weareables, han cambiado el modo de interactuar de los usuarios y han incrementado los mobile payments un 7% en el último año gracias a las facilidades y a la rapidez para completar el proceso de compra.

Por el momento, parece que las marcas están apostando más por esta tecnología que los propios usuarios, pero son tan obvios sus beneficios para los consumidores que no se les puede reprochar nada. Sus esfuerzos quedarán recompensados en un futuro muy próximo. Todo parece indicar que el mobile payment estará de moda en poco tiempo, y las marcas han sido previsoras para que los usuarios apuesten por sus sistemas de pago móvil. Aún no podemos hablar de una apasionante batalla por liderar el mercado, pero cuando se frecuente su uso, Google, Samsung, Apple y LG intentarán imponerse como la opción más utilizada.

Compartir:

VISITA NUESTRAS ÚLTIMAS NOTICIAS DE MADISON EXPERIENCE MARKETING