"Loading..."

Madison

Neuromarketing

Neuromarketing

El neuromarketing es una técnica que estudia las reacciones del cerebro a la publicidad, a un producto, a un diseño, a un precio o a una marca a través de una serie de técnicas:

  • Descodificación facial,
  • Eye tracking: la velocidad de parpadeo y la dilatación de la pupila permiten medir el impacto emocional de un estímulo visual en el participante.
  • Análisis de voz
  • Respuesta galvánica de la piel: el miedo, la ira, la alegría, etc. generan cambios en la resistencia eléctrica de la piel.  Esta técnica se utiliza como otro indicador más para conocer el estado del sujeto mientras es sometido a estímulos publicitarios.
  • Encefalograma
  • Resonancia magnética funcional (fMRI): permite tener un mapa cerebral en el que analizar la reacción de las diferentes partes del cerebro ante un estímulo. El conocimiento previo de qué función se encarga cada parte del cerebro (la ansiedad, el miedo...) permite conocer qué sentimiento activa el estímulo estudiado.

Esta nueva  práctica abre una nueva perspectiva dentro de la investigación de mercados, que trabaja  principalmente con las imágenes, las emociones y el inconsciente.

Somos humanos y nos mueven las emociones, y como tal, reaccionamos ante las marcas y productos de forma diferente según sea la emoción que la publicidad o la estrategia nos transmita. Así es que la decisión de comprar un producto de una marca determinada no se basa en argumentos racionales, sino que depende de la insulina que tenemos en nuestro cerebro.

Es por ello que multitud de marcas recurren al Neuromarketing, ya que con una aplicación adecuada, se pueden realizar campañas o estrategias que se adecuen mejor y de manera más efectiva al cliente, por tanto, las marcas tienen el gran reto de crear vínculos, percepciones y emociones que puedan resultar determinantes ante las elecciones y la fidelidad de los consumidores.

Existen muchos ejemplos en los que se han aplicado estas técnicas para analizar la respuesta del consumidor. El  famoso test de Coca Cola y Pepsi, en el que Coca-Cola era la preferida únicamente cuando las personas que la probaban podían ver la etiqueta, demostrando así la gran importancia que tiene el valor emocional proporcionado por la marca. Otro estudio realizado por el Instituto de Tecnología de California demostró que el precio del vino incrementaba el placer que las personas experimentaban cuando lo consumían, es decir, a mayor precio mayor placer aunque no necesariamente fuera el mejor vino.

Compartir:

VISITA NUESTRAS ÚLTIMAS NOTICIAS DE MADISON EXPERIENCE MARKETING